30.7.10

Random Feelings of Loneliness.

¿Alguna vez te has sentido solo en una multitud? Es uno de los sentimientos que la mayoría tenemos alguna vez, un sentimiento aleatorio de soledad, no condicionado por lo que te rodea en el exterior, sino por el estado de tu interior en ese momento. Angustia. Miedo. Desesperación. Son muchos los sustantivos que acompañan a la soledad. Sustantivos, palabras que parecen contradecirse con tu exterior, pero que expresan perfectamente lo que nadie más puede ver.

Vacío. Es lo que te queda cuando echas de menos a alguien que está lejos. Un vacío que no se puede describir con palabras. Un vacío que te fuerza a recordar a esa persona. Un vacío que te hace parecer distante, frío, ausente. Un vacío porque esa persona se ha ido y no va a volver. Y no llegas a hacerte a la idea de que probablemente no volverás a verla, y te odias a ti misma por no haberle dicho todo lo que deberías. Una sensación de la que cuesta mucho recuperarse, un sentimiento de culpabilidad que te persigue donde quiera que vayas. Y te sientes pequeño, impotente, incapaz de expresar lo que está a punto de explotar en tu interior sin ponerte a gritar o a llorar.

En esos momentos es cuando piensas que no merece la pena complicarte la vida por algo que ya está en el pasado y empiezas a vivir el presente. Efímero. Fugaz. Delimitado por pequeños instantes de tiempo. Tristes o felices, eso lo decides tú. Y dejas de sentirte sola y te das cuenta de que tienes a un montón de gente a tu lado, que te apoya y te quiere. Y sonríes. Y esa sonrisa da la vuelta completamente a la situación. Ríes, disfrutas, te olvidas de tus preocupaciones. Y te das cuenta de que la vida es como quieres que sea, no como los demás quieren hacer que sea.

-No llores por algo que se acabó. Sonríe porque sucedió.-

8 comentarios:

  1. Si, a veces estamos tristes. Y negarlo no sirve. Reírme como tonta aunque tenga ganas de llorar sin saber porque, no tiene sentido. La tristeza hay que confrontarla, entenderla, para poder superarla y disfrutar de nuestras vidas, o mejorarlas.

    Una muy bonita entrada.

    ResponderEliminar
  2. La soledad, de vez en cuando, es un sentimiento muy común. Como dice una de mis canciones preferidas: "Have you ever been alone in a crowded room?"
    La parte buena es que siempre habrá alguien que te ayude a continuar la canción con su: "Well, I'm here with you" y sacarte si no encuentras la forma de salir sola :)
    Al final siempre llegamos a la misma conclusión, citándote a ti: "No llores por algo que se acabó. Sonríe porque sucedió."
    Gran entrada ^^
    Piensa que si uno quiere, puede... Quizá os reunáis de nuevo :)

    ResponderEliminar
  3. Gran entrada.
    Realmente me refleja a mi en este momento lo que hace que me guste más aún.

    Me encanta tu blog!

    ResponderEliminar
  4. Cierto, a veces la soledad nos acompaña, creemos que estamos solos y que nadie está ahí para ayudarnos.
    Necesitamos un apoyo, y no encontramos más que puños en vez de manos.
    Pero todo se pasa, y siempre hay alguien que está ahí para ayudarte, y que no te va abandonar porque es un buen amigo.
    Me ha gustado mucho el blog, yo también soy una adolescente bastante incomformista, jaja.
    E incomprendida.
    Bueno, tengo un blog que igual quieres pasarte: http://palabrasformandohistorias.blogspot.com
    un beso

    ResponderEliminar
  5. Que gran entrada y que gran blog! Me encanta, seguire leyendote :)

    ResponderEliminar
  6. Vaya, cuántos comentarios!
    Esta entrada la escribí echando de menos a unas personitas muy importantes para mí, pero luego me di cuenta de que aunque estemos lejos, siempre van a estar cerca :)

    Y sí, te sientes muy sola, y con ganas de llorar, y no sabes que hacer, pero siempre hay luz al final del túnel :)

    Gracias por pasaros! Besos!♥

    ResponderEliminar
  7. Acabo de encontrar tu blog y me gusta mucho. Espero que renueves pronto el blog y podre seguirte regularmente :)
    TE sigo.

    ResponderEliminar

¡Súmate a mi inconformismo!